sábado, 4 de septiembre de 2010

El partido politico del bar, la calle o la intimidad o pasar de lo politicamente correcto


Hace tiempo que sabemos que tanto el neolenguaje de los politicos y ya no digamos sus mensajes les suena a chino a la gente de la calle, vamos que los politicos hablan chino mandarin y sobre cosas que a casi nadie le interesan en el mejor de los casos.

Por si no llamar a las cosas por su nombre fuera poco los politicos han institucionalizado una serie de tabus o temas cuyo solo debate produce airadas reacciones e improperios a quienes se atrevan a poner en duda las versiones oficiales a tratar,todas estas cuestiones politicamente correctas cuentan con el inestimable apoyo de las televisiones, periodicos y demas medios de comunicacion, con la unica y honrosa excepcion de internet donde la gente se expresa con algo mas de libertad.

Por otro lado, veo que en los bares, en la calle o en la intimidad esos temas tabus si que se discuten en libertad sin que el mundo se derrumbre por ello.

Es curiosa la impresion que tengo e que la gente en estos ambientes privados se expresa tal y como piensa mientras que si le ponen a un periodista delante o su discurso se convierte en publico se produce automaticamente una medida de autodefensa admitiendo los tabus como propios y sin atreverse a criticarlos en publico por miedo al escarnio posterior.

Y ahora la reflexion :

Si resulta que un numero probablemente muy alto de la gente no piensa como los politicos ni como los medios de comunicacion nos quieren hacer ver que pensamos casi todos ¿ por que la gente tiene miedo a expresarse libremente en publico y reacciona callandose o fingiendo aceptar dogmas y tabus ?

Pues por que ningun partido politico, medio de comunicacion o asociacion de caracter publico tiene las suficientes agallas para defender cosas que casi todos defendemos en privado o que al menos queremos debatir sin prejuicios y sin la presion que supone el acoso del populacho en masa habilmente dirigido por manipuladores profesionales como los politicos o los presentadores de medios de comunicacion.

Quizas un partido politico nuevo que se atreviera a repetir las opiniones de la gente en los bares, en la calle o en la intimidad, desprovisto del cinismo actual y de la pesada losa de lo politicamente correcto, tendria mas exito de lo que pensamos.

Todo serian obstaculos y dificultades para ellos, el acoso de todo el elenco politico y de los medios de comunicacion seria brutal y seria mas que probable que los dirigentes y sus seguidores destacados acabaran en la carcel.
Publicar un comentario