domingo, 29 de marzo de 2009

Que Dios me cuide de mis amigos que de mis enemigos me cuido yo

Que Dios me cuide de mis amigos que de mis amigos me cuido yo bien podria ser el titulo que resumiera los cadaveres politicos y mediaticos que nuestro presidente de gobierno, Rodriguez Zapatero va dejando a su paso, bien aferrado a su cada vez mas inestable sillon.

Empezando por sus " amigos " politicos, no ha dejado titere con cabeza y todo partido politico que ha pactado con Zapatero paga una factura de ordago en las elecciones, perdiendo votos y credibilidad, bien a favor del propio partido de Zapatero o bien a favor del partido de Rajoy.

Tambien se suman a la lista de amigos de Zapatero los que han tenido el poder mediatico en este pais a golpe de favoritismos politicos de Zapatero, lease el grupo Prisa principalmente.

Los antiguos amigos de Zapatero, lamiendose aun las heridas, arremeten ahora contra el dejandolo mas solo que la una y consiguiendo !!! INCREIBLE !! consolidar a Mariano Rajoy como lider de la oposicion, cosa que los del partido popular era imposible que consiguieran ellos solitos.

Asi pues, al final, los enemigos de zapatero recogen los frutos de sus traiciones, mentiras e incompetencia, mientras que sus amigos las pagan bien caras.

Atonitos hemos podido ver como La Ser arremetia contra Zapatero en alguna ocasion en estos ultimos tiempos, como El Pais escribia alguna noticia en un tono fuera del pesebrismo al que estos medios nos tienen acostumbrados.

Los del partido popular se frotan las manos, ya que lo que ellos no han conseguido, se lo ha puesto en bandeja Zapatero. En politica ya se sabe que mientras a uno le va bien , el resto baja la cabeza y calla, pues justo cuando se le revolucionaba el gallinero a Rajoy, la crisis y Zapatero le han puesto en una posicion de poder que fue incapaz de conseguir el solito.

Lo de sentarse en la pueta de casa a esperar que pase el cortejo funebre de tu enemigo esta funcionando a las mil maravillas, ya se encargaran los " amigos " de Zapatero de inyectarle las dosis necesarias de veneno politico para que Rajoy disfrute comodamente sentado en el portal de su casa, osea en la oposicion, a que pase el cadaver politico de Zapatero cinicamente acompañado de sus antiguos amigos, eso si, ni siquiera en el entierro podran evitar esbozar una sonrisa pensando en la satisfaccion de morir matando.
Publicar un comentario en la entrada