sábado, 26 de marzo de 2011

Sensor de control humano para prohibiciones



El sensor de control humano sera una util herramienta para cumplir todas las prohibiciones que nos impone Zapatero, por supuesto por nuestro bien, que ningun mal pensado piense en motivaciones recaudatorias o de tipo politico-ideologico.

Es un sofisticado artilugio electrónico que está siendo desarrollado por Indra con tecnología de la Nasa.

Se implantará en la frente de todos los españoles con el objetivo, según Zapatero, de hacernos más felices y de que podamos sobrellevar mejor la crisis. Los habrá de varios colores para que elijamos el que mejor se adapte a nuestro color de pelo.
El Gobierno ha dicho que el Sensitive Human Control es un gran avance que mejorará la salud y calidad de vida de los españoles, “aparte de que permitirá conseguir un gran ahorro energético y evitará las imprudencias que realizan muchos ciudadanos”.
El Sensitive Human Control será necesario para vivir, una vez que se ha decretado que no haya ninguna luz encendida ni en ciudades, ni en autopistas, ni en las viviendas. El artilugio, conocido popularmente como el soplón, emitirá una señal y a nuestro paso se encenderán las luces automáticamente.
Si, por ejemplo, estamos sentados en el sofá de nuestras casas viendo la televisión y vamos a la cocina a tomar una cerveza, automáticamente se apagarán el televisor y las luces del comedor, y se encenderá la luz del frigorífico. A cualquier conducta impropia, el Sensitive nos dará un calambrazo.
Si vamos en el coche y pasamos de 110 km/hora, latigazo al canto, pero siempre por nuestro bien, para evitar que seamos multados. Como los ayuntamientos van a restringir la circulación de los coches a los días pares o impares dependiendo de las matrículas, si su coche tiene matrícula impar y, por ejemplo, el día 24 de diciembre usted decide ir a la cena de Nochebuena con el coche, pasar la velada con la suegra va a ser un camino de rosas comparado con el calambrazo que le va a arrear el sensor. Si encima con las prisas supera los 110 km/hora, el latigazo será doble.
¿Que encima es usted fumador? Entonces lo tiene realmente mal. Cuando el inventito de Zapatero detecta humo en un sitio cerrado, además de la sacudida eléctrica, se dispara una alarma para que todo el mundo se percate de que ahí hay un indeseable y apestoso fumador. Si además el sujeto se está fumando un puro Montecristo del 5 –que es el que a mí me gusta–, el sensor lo comunicará rápidamente a la policía para que abra expediente.
Y nada de hacer smirting, esa nueva moda inmoral de ligar a la puerta de los bares entre pitillín y pitillín. Cuando el Sensitive Human Control detecta humo y una actitud amorosa, se vuelve loco y además del latigazo lanza unas ondas que cortan de raíz cualquier tipo de apetito sexual. ¿Cómo iba a permitir Zapatero que disfrutemos de algo gratis como el sexo?
La implantación del Sensitive Human Control se realizará durante los próximos meses, aunque se ha producido un cierto retraso porque José Manuel Campa, el secretario de Estado de Economía, quiere que el artilugio también sirva para que los ciudadanos se lancen a consumir como locos. Campa se muestra convencido de que aunque media España está en el paro o en vías de estarlo, hay muchos ciudadanos insolidarios que se dedican a ahorrar dinero sin pensar en las necesidades de fondos que tiene la Administración.
Ya sabe, como no gaste, latigazo al canto. Cuando usted pasee por un centro comercial y entre en un establecimiento, nada de estar de mirón, y ni se le ocurra decirle al dependiente que se lo pensará si compra o no. El Sensitive le dará un calambrazo contínuo que sólo cesará cuando eche mano a la cartera.
No se enfade. Recuerde que todo lo hacen por nuestro bien. Nos protegen de nosotros mismos.
Lo mismo usted es de los que creen que las sociedades se construyen por el paso del tiempo, por un proyecto en común y por buscar la prosperidad. Nuevo latigazo. De eso nada, las sociedades, según la doctrina Zapatero, se construyen a través del Boletín Oficial del Estado.
Él nos dirá lo que podemos y no podemos hacer, cuidará de que no comamos chuletón porque tiene grasa, de que no toquemos las gambas por aquello del colesterol, el alcohol ni mirarlo que nos castiga el hígado, el tabaco nos ensucia los pulmones... Deje de pensar, querido lector, que el Sensitive Human Control ya lo hará por usted.
Publicar un comentario en la entrada