viernes, 5 de febrero de 2010

Propuesta de reforma laboral o como hablar mucho sin decir nada


Debo empezar por reconocer que no he sido capaz de leerme entero el tocahazo literario poetico politico que Zapatero utilizo como texto de propuesta de reforma laboral a debatir en la reunion con los empresaurios y los sindicatos del crimen, ni falta que hace.

Solo decir que es un texto ambiguo que ambas partes pueden interpretar como mejor les convenga, como de hecho parece que asi ha sucedido a juzgar por las declaraciones de los sindicalistas y los empresarios al salir de la reunion.

Los empresarios parecian satisfechos por que parecian interpretar del texto una patente de corso para abaratar el despido y los sindicalistas satisfechos por que parecian interpretar lo contrario.

En realidad el cuidado lenguaje del texto intenta no herir sensibilidades de ninguna de las partes y dejar abierto al dialogo todos los puntos de debate, hasta tal punto que me temo que las futuras negociaciones seran un dialogo de besugos.

Siendo muy generoso podria interpretarse que Zapatero presionado por la situacion economica y el paro desbocado no tiene mas remedio que reconocer la necesidad de hacer reformas, hacer caso a las voces que hace años le indican que si no se hacen vamos directos a la quiebra.

De ahi las caras de funeral de los sindicalistas en la entrevista posterior a la reunion en la que parecian estar pensando " y como vendemos ahora que no hay mas remedio que aceptar reformas ".

No obstante, a mi me importa bastante poco poco lo que puedan pensar tanto empresarios tipo Diaz Ferran que no paga a sus trabajadores y cuya empresa quiebra dejando a sus clientes tirados en los aeropuertos de medio mundo, y mucho menos me importa la opinion de sindicalistas comedores de mariscos que bailan al son de la musica del gobierno que les subvenciona generosamente dejando vendidos a los trabajadores que se supone que deberian defender.

Me importa bastante mas como van a interpretar los inversores extranjeros y la comunidad internacional este texto ambiguo de la reforma laboral, mucho me temo que los alemanes, americanos y el resto de europeos esperasen medidas concretas en vez de literatura buenista cargada de buenas intenciones y pocas medidas cuantificables.

No vamos a tener que esperar mucho para saber como interpretan los inversores extranjeros la situacion española, la bolsa sera un termometro infalible que nos indicara la credibilidad internacional que tenemos en muy poco tiempo.

Si el ibex replica los movimientos en la misma medida que las bolsas mundiales es que nos dan un voto de confianza a la espera de ver los frutos de las negociaciones, si el ibex magnifica las bajadas o no participa de las subidas del resto de las bolsas es que interpretan que estamos mareando la perdiz y que no tenemos la mas minima intencion de tomarnos en serio nuestra critica situacion economica.

Ojala que los inversores extranjeros tengan un concepto mas generoso que el mio de nuestro presidente del gobierno, yo solo veo humo y falta de determinacion en una situacion critica, muy en linea con la actuacion de Zapatero en los 6 años de legislatura.
Publicar un comentario